‘Au traño’

UD Logroñés, 3  – Peña Sport, 0

 

La UD Logroñés golea al Peña Sport, que desciende, y aplica cierto maquillaje, con su clasificación copera, sobre una campaña fracasada

Rubén Martínez marca el primero, y Rayco hace los dos últimos en una tarde con pocos gestos para desvelar quiénes liderarán el décimo intento de ascenso.

@smorenolaya.

El abuelo cerraba a su antojo su delicioso acento camerano cuando le venía en gana; cuando le interesaba, vaya. ¿La paga? “‘Au traño’”, decía. Y al año siguiente seguíamos sin asignación. ¿Bajarse a vivir a Logroño? “Au traño’”, y todos sabíamos que nada iba a cambiar tras esa frase. ‘Au traño’ se nos quedó grabado a fuego, que era una forma familiar de mantener la llama de la esperanza viva aun sabiendo que poco o nada iba a cambiar al año siguiente; hasta que finalmente una vez hubo paga, y por San Mateo siempre se dejaba caer por la capital. De año en año. Era su rutina. Siempre ‘au traño’.

Rubén Martínez celebra con este gesto el primer gol de la tarde. / Fernando Díaz.

Ahí parece instalada la UD Logroñés, que cierra una nueva temporada fracasada, porque su intención era al menos firmar un nuevo play off de ascenso, para si todo salía a la perfección intentar el ascenso. Y sin lo primero evidentemente no se alcanza lo segundo. Y para lo primero este equipo contaba con presupuesto suficiente para haberlo logrado. Como otros muchos, pero salvo el Mirandés, todos los demás parecen haber sucumbido al cada vez más constante carácter competitivo de los equipos filiales, que juegan a otro cosa, pero compiten de igual forma o hasta mejor, al menos, ellos sí, hasta el final. No así la UD Logroñés, que hace ya unas cuantas semanas salió herido de ‘muerte’ de Las Gaunas en su enfrentamiento ante el Lealtad. Aquel 0-1 fue una herida en el pecho incurable. Pero no supimos verla.

Así que la clasificación copera para el curso que viene, firmada esta tarde de forma matemática a falta de una jornada intrascendente en Estella, se observa como esa gruesa capa de maquillaje que se aplica cuando el asunto se presenta irrecuperable. La Copa puede dar muchas alegrías, pero ‘au traño’, esta temporada no eleva el espíritu en exceso. Premio menor con la que este equipo cierra este curso en Las Gaunas, donde ha rendido a buen nivel… cometiendo, eso sí, errores que ahora se observan imperdonables en este caro Grupo II: derrota ante Caudal y Lealtad (ambos descendidos), y empates ante Arenas y Leioa (una clase media a la que se le fue ganando por 2-0 para acabar finalmente empatando). Puntos por un lado y por el otro para quedarse a mucha distancia del Mirandés y de los tres filiales, es decir, de los mejores.

Volvió a marcar esta tarde Rubén Martínez, que acertó en el minuto 18; tarde, claro, porque no lo hizo ante el Lealtad, Osasuna B, Real B, Mirandés, Sporting B… Tarde, como los dos tantos de Rayco, un futbolista mayúsculo que por una lesión en Zubieta se perdió el tramo decisivo del campeonato. Dos firmó, para dejar constancia de su gran calidad, sobre todo en el segundo del encuentro tras una gran jugada de Marcos André que cerró el canario con un recorte, un amago, y una finta para hacer un ‘centro’ a la red por la escuadra. Fácil para él, imposible para la gran mayoría, tardío para la grada, que imaginó con el tanto qué hubiera pasado de haber estado sano en este tramo final del campeonato. E imaginó, con temor, qué habrá que hacer para tenerlo por Logroño un año más: ‘au traño’.

Pablo Espina intenta rematar a portería ante la presión de un defensor navarro. / F. Díaz

Sergio Rodríguez cerró la temporada en Las Gaunas desde la grada. Cumplió su segundo partido de sanción tras ser expulsado hace quince días. Reflexionando a buen seguro en todo aquello que no se ha hecho de forma correcta: se ha jugado como nunca y se ha perdido como casi siempre, al no dominar los pequeños detalles que han llevado, por ejemplo, al Mirandés a conseguir un hueco entre el resto de filiales del grupo. Sergio Rodríguez mantiene en todas sus comparecencias que el equipo ha competido en todos los partidos, que nunca se ha dejado ir, como se ha podido comprobar. Tampoco esta tarde lo ha hecho. Pero sin duda le ha faltado competitividad, que es el dominio de esos intangibles que ayudan a que el Leioa no te empate en el minuto 90 en Sarriena, o a que el Vitoria no te saque un empate a nada, o que el propio Osasuna B no sume ante los riojanos en Tajonar para dos semanas después estar descendido.

Puntos por un lado y por el otro perdidos en la disputa del que hubiera sido el tercer playoff. No será posible, se sabía hace unas semanas. Y son muchos los interrogantes que quedan por responder para dar inicio con buen pie al décimo intento consecutivo de ascenso. Todos piensan ya como el abuelo: ‘au traño’.

 

FICHA:

UD Logroñés: Fermín Sobrón; Santos, Caneda, Sotillos, Paredes; Rubén Martínez (Titi, m. 72), César Remón, Carlos Salvador, Ñoño (Rayco, m. 60); Espina, y Marcos André (Cabrera, m. 80).

Peña Sport: Calvo; Sarriegi, Endika, Xiker, De Frutos; Úriz (Socorro, m. 60), Urdiroz, Alonso (Lacruz, m. 75), Valdo; Mario (Caberio, m. 67); y Etxarri.

Goles: 1-0, m. 18, Rubén Martínez. 2-0, m. 75, Rayco. 3-0, m. 81, Rayco.

Árbitro: Vicente Moral, del colegio castellano leonés. Amonestó a Carles Salvador y a los visitantes Sarriegi, Urdiroz y Etxarri.

Incidencias: 2.455 personas despidieron la temporada en Las Gaunas. Césped en perfecto estado. Tarde primaveral. Arnedo fue reconocido por la afición como el mejor jugador de la temporada.

1 Response

  1. Invertido dice:

    ‘Au traño’ es cosa de las fiestas de Haro, no sé que pinta en este reportaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *