Barceló Roca firma el acta de desalojo

UD Logroñés, 1 – Sporting B, 2
Con 11, el Logroñés supera al líder en juego y calidad, todo rematado con un gran gol de Sotillos en el minuto 37.

A partir del minuto 40, el colegiado se equivoca al expulsar a Santos, y el Sporting B remonta con un segundo tanto en fuera de juego que deja a los riojanos sin opción alguna de ser cuartos.

 

@smorenolaya. Logroño.

Dos lecciones recibí en mi primer día en la sección de Deportes de Diario LA RIOJA… el siglo pasado. Dos consejos de veterano en mil batallas a pequeño imberbe a medio camino de poder firmar algo con rango de profesional. Dos consejos que he seguido en todas y cada una de las crónicas futbolísticas que he escrito desde entonces.

A saber (I): “Las alineaciones se escriben de derecha a izquierda. Es decir, primero el lateral derecho, y finalmente el lateral izquierdo. Y así en todas las líneas”. Lo entendí más o menos a la primera, aunque esas cosas no se explican en la carrera, pero insistió un poco más el que por entonces fue mi primer jefe. “Y luego el extremo derecho, para acabar en el extremo izquierdo”, aclaró. “No nos la líes”, cerró dejando constancia de la escasa confianza que genera un becario en su primer día de flipar en colores porque eso de escribir iba finalmente en serio.

A saber (II): “Y sobre el árbitro no se escribe en las crónicas. Ellos nunca son los protagonistas. Esto es de los jugadores. Suficiente tienen con pitar”. ‘Esto no es Marca’, me dije con emoción. Y así cumplí hasta Torrent.

Y así ha seguido siendo hasta hace una semana. Porque si un colegiado decide pitar un fuera de juego y luego conceder gol en el remate posterior del delantero está pidiendo a gritos ser protagonista. Como así lo fue Pérez Muley… en La Rioja. Y si el trencilla toma la decisión de expulsar a Miguel Santos por entender que era el último hombre de la defensa riojana y la ocasión era clara de gol cuando el balón transita a más de cuarenta metros de la portería dejando en evidencia la posibilidad de afirmar que se tratara de una ocasión manifiesta de gol, dado que otros disputaban a su lado la carrera con Cordero… o si el árbitro toma la determinación de no ver un claro fuera de juego del propio Cordero en el segundo tanto, o si no observa falta sobre Titi que encaraba hacia el segundo gol al entender que el defensor se patina y poco importa si se lleva puesto al extremo blanquirrojo… O si en cada balón dividido que acababa ganando Sotillos (todos) el asunto se cerraba con falta local… O no pite un penalti sobre Marcos André, y le muestra una amarilla que le impide viajar al Sardinero. Entonces, el colegiado pide de nuevo a gritos ser el protagonista. Y lo fue, y sin duda lo será… en La Rioja; poco más.

La falta sobre Marcos André dentro del área. / Riojapress.

Porque más allá de Piqueras, el vacío. Barceló Roca no saldrá ante los medios de comunicación a contar su visión de los muchos asuntos que ha dejado empantanados esta tarde en Las Gaunas . No. Y a buen seguro no será refrigerado por el estamento arbitral de esa Federación Central de Fútbol eternamente en funciones, salvo para cobrar, que de tanto mirar hacia Primera y Segunda, ha devaluado su propia Copa, y se ha olvidado de su primera competición más reseñable (Segunda B) que deambula entre el amateurismo de los jugadores y la profesionalización en los cobros de unos colegiados que perciben ‘eurichis’ como si realmente los fueran.

Porque el colegiado catalán Pere Barceló Roca (no confundir con Barceló cola) ha firmado esta tarde el acta de desalojo de una Unión Deportiva Logroñés que se queda sin opciones matemáticas de ir a Santander a ganarse el derecho a optar a dos últimas jornadas heroicas. Eso ya será imposible. Lo ha firmado en el acta el colegiado catalán. Firma fina, de su puño y letra.

Diez puntos separan a los riojanos de los de Carlos Pouso que han empatado en Tudela. Y quedan 9 por jugarse. Esto ha tocado este curso a su fin, e indudablemente lo hace antes de tiempo por merecimientos futbolísticos e inversión económica, y justo a tiempo por decisiones arbitrales, y errores propios en momentos determinantes. Y los errores propios se han estado trabajando para atajarlos, con mayor o menor éxito, durante todas estas semanas. Pero es incontrolable que la misma jugada se pite de forma diferente en Tafalla que en Logroño. Allí amarilla para el central navarro, aquí roja para el lateral riojano. Tampoco se puede controlar que un linier le conceda a su primo un gol fantasma sin duda alguna en el empate del Barakaldo, o que en Urritxe se le piten a los riojanos dos penaltis en contra que ninguno fue. Y así un error tras otro que la propia plantilla cifra en diez puntos esquilmados ante sus morros por los errores de unos colegiados que van y vienen y casi nunca se detienen a mirar hacia atrás y ver la tierra quemada que dejan a su paso.

Por eso Las Gaunas ha explotado esta tarde en clamor contra el estamento arbitral. Por eso los jugadores cargan las tintas en redes sociales. Por eso Sergio Rodríguez acabó expulsado, por eso el bueno de Javi Eraso agitaba los brazos de pura incomprensión. Por todo, los aficionados ovacionaron a los suyos al final del partido, porque aun con todo, Marcos André la tuvo para haber empatado a dos en el minuto 75. Pero de nuevo la mandó por encima del larguero tras una brillante jugada de todo el equipo. Una jugada que define a la perfección un campeonato fracasado. Un partido que en 90 minutos ha reflejado lo que ha sido todo este curso.

No por el hecho de llorar y buscar una explicación que pudiera justificar esta eliminación indudablemente demasiado prematura. El equipo ha jugado tan bien y ha trabajo tan bien casi tanto como ha fallado en los momentos determinantes. Pero es cierto que se ha encontrado con una dinámica arbitral, no ya generosa, sino más bien contraria y de una regularidad notable en los instantes oportunos. Pero ni mucho menos se trata de una confabulación del poder del fútbol contra el Logroñés. Su dimensión es tan minúscula que poco importa. Como me dijo mi primer jefe: “El error de hoy se olvidará mañana”. Y es que aquella mi primera errata fue demasiado visible.

 

FICHA:

UD Logroñés: Miguel; Santos, Caneda, Sotillos, Paredes; Titi (Zubiri, m. 65), César Remón, Carles Salvador, Ñoño (Salva Chamorro, m. 81); Rubén Martínez (Espina, m. 70); y Marcos André.

Sporting B: Dani Martín; Montoro, Víctor Ruiz, Cordero, Espeso; Azpiri (Pablo Fernández, m. 50); Traver (Sanabria, m. 80), Cayarga, Cristian Salvador, Isma Cerro; y Claudio Medina (Pelayo, m. 89).

Goles: 1-0, m. 37, Sotillos. 1-1, m. 50, Medina. 1-2, m. 69, Cordero.

Incidencias: 2.764 benditos acabaron maldiciendo al colegiado.

6 Responses

  1. Álvaro dice:

    Algunos jugadores y algunos periodistas de este diario insinuaron-o me lo pareció-que el error de Anduva era por el “poder del Mirandés” Curioso poder que regala 3 puntos al Sporting b principal rival por el primer puesto.Para vuestra información el Mirandés terminó bajando tras 5 años en segunda porque molestaba.Y este año el único partido que se nos ha favorecido fué el del otro día.Convendria que supieseis los periodistas de este diario estarás cositas antes de insinuar nada

  2. Daroca dice:

    Tercer punto: no se puede ser a la vez forofo e informador. Volverse un Roncero de provincias no es un gran horizonte profesional.

  3. Yo dice:

    Es incomprensible q nadie haga nada con el trabajo arbitral . Los jugadores pueden tener errores y se les sanciona con tarjetas por parte del arbitro o en el banquillo por parte del entrenador,, perooooooo y lo de los árbitros , ¿No deberían ser sancionados???? Sin sueldo,,sin pitar partidos……y todo esto sabiendi q no son errores arbitrales sino q la mayoría,de las veces saben lo q hacen y echab a la biesa el trabajo de otros…

  4. NoSiempreElArbitro dice:

    Es lamentable tu lectura del partido, o de la temporada. Y además, es falso que desde que tu mentor te dijo que no escribieras sobre el árbitro, hasta la semana pasada, no lo hayas hecho. Porque es la historia de todos los días que pierde la UDL. Siempre es el árbitro. Esa es una lectura muy simplona, y que no ayuda a crecer. Y de un periodista, dice muy muy poco. Porque claro, de Piqueras para abajo, tampoco se leerá tu crónica. Y eso te salva de que te saquen los colores.
    En Anduva, a la UDL, no le valía de nada el empate. Y no tiró a puerta en todo el partido. De un punto a cero, poca diferencia (dada la situación en la que se llegaba). Pero de nuevo, este diario pone los focos en el árbitro. Es lamentable que desde un medio de comunicación se aliente a pensar que el árbitro es siempre el culpable. Un poquito de madurez profesional, anda…

    • fergar1976 dice:

      Quizás lo que es más lamentable y de poca madurez es lo que escribes tú. ¿Cuántos partidos del Logroñés has visto esta temporada de 2ºB?, me imagino que pocos o ninguno. Pues eso, Sergio Moreno se los ha tragado todos y el que escribe casi todos, y lo de ayer es la gota que colma el vaso.
      Así que dedícate a leer libros, hoy que es su día, y no a perder el tiempo con lo que escribes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *