Creadores de un estilo

UD Logroñés, 3 – Bilbao Athletic, 1
Rayco hace tres goles para poner a sus pies a una afición que vuelve a creer en las opciones de playoff de este equipo

La UD Logroñés golea a un rival directo y se queda a un único error -esta vez de Paredes- de haber realizado un partido perfecto

@smorenolaya. Logroño

Rayco caza goles y recolecta poemas de amor. Ahora solo falta saber si un equipo de poetas puede ganar su lugar entre la prosa ‘prieta’ y sin estilo de la Segunda B, del Grupo II… Rayco caza goles y escurre versos entre los centrales. Les susurra al oído que por aquí, y les arranca el corazón por allá. Rayco juega en el norte como si estuviera en el sur. El resto se hiela mientras él recita poemas en la zona más caliente del campo. Gil y Unai Bilbao, dos centrales de envergadura, de esos del Athletic que además tienen buen pie y mejor cabeza, empiezan en alto y acaban aplastados por el verso directo de un jugador amoroso al que es imposible echarle el guante. Va por aquí, va por allá… y marca y marca y marca, para con su acento canario demostrar que en el norte también se puede jugar al fútbol, con un temporal encima, con los cero grados por debajo, y con la nieve a la altura de las cejas tras un fin de semana de Reyes que a otros les pilló despistados, y a Rayco más enchufado que nunca para marcar tres tantos y situar a su equipo un poco más cerca de donde nunca debió caerse.

Rayco marca el segundo. Fernando Díaz

Rayco recita poemas, marca goles (hoy fueron tres, ya son once en total), defiende con entusiasmo la primera línea de presión, y manda un mensaje de tranquilidad al resto de compañeros antes de poner el balón en movimiento después de que Dopi recortara distancias tras un grave e impropio error de Paredes. “Pensemos, y tranquilidad”, les gritó. Y todos escucharon: “Tranquilos, si hace falta haré el cuarto”. Pero prefirió dárselo a Marcos André, al que le faltó un puntito extra para haberse sumado a la fiesta de Rayco. Ayer Marcos André no marcó, y fue el segundo mejor sobre el terreno de juego. Su primera parte asusta, al advertir la posibilidad real de que dure poco en Logroño si continúa con esa evolución, con esa influencia directa sobre el juego por todo lo que hace, más allá del gol… y por todo lo que puede hacer de seguir en esta progresión continua.

Rayco y Marcos André como ejecutores de un estilo propio al que se suman con entusiasmo Pablo Espina, Paredes, Carles Salvador, Arnedo, Caneda… Poetas en conexión artística para golear como si nada a un rival de playoff que venía de cuatro victorias consecutivas siempre con su portería a cero. Para el descanso ya había recibido dos, de Rayco: el primero en jugada individual con disparo desde la frontal, y el segundo tras aprovechar un centro de Muneta desde el costado derecho; no acertó en el primer remate, no falló en el segundo. Poesía en consonante ante un equipo concentrado en lo que tenía que hacer: aguantar a un buen rival, manejar en cuanto se pudiera, gobernar en cuanto lo sintieran y destruir a la menor oportunidad. Quince minutos de quietud local, de buen hacer visitante, para media hora de buen juego y mejor resultado blanquirrojo. 2-0 y al descanso. Y Sergio Rodríguez con la razón de su parte. Arriba Pablo Espina junto a Marcos André. Rayco por el costado izquierdo sin Ñoño en el once. ¿Rayco fuera de sitio? Rayco con espacios para escribir poesía por donde la sintiera. Llegó el primero como si fuera extremo, llegó el segundo como si fuera delantero centro, llegó el tercero como si fuera el más ágil ‘10’ aprovechando el trabajo de Pablo Espina y Marcos André sobre esos centrales rojiblancos que empezaron gobernando y acabaron enrojecidos perdidos por el frío y la posibilidad de un nuevo renglón canario.

El equipo celebra uno de los goles de Rayco. Fernando Díaz

Así, poco a poco, la UD Logroñés se va armando su propio estilo respaldado, también poco a poco, por los buenos resultados, al menos en Las Gaunas. Cayó el Racing de Santander, y han sido goleados Izarra y Bilbao Ahtletic, para reconocer que el estilo de este equipo empieza a tener su manifestación directa sobre los resultados, al menos en estos últimos tres partidos en Las Gaunas. Es un estilo reconocible, ni mucho menos perfecto, pues siempre llega el gol en contra, pero que permite hacer goles con relativa comodidad e intensa periodicidad, para ser en estos momentos uno de los equipos que más goles hace en su propio estadio. Un estilo en progresión que debe asumir cuanto antes el siguiente reto: marcar más fuera de casa (solo cinco goles) y ganar más fuera de casa (solo dos victorias). Entonces, estos creadores de estilo podrán afirmar que una vez un equipo de poetas logró ganar al resto en el Grupo II.

 

FICHA:

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos (Sotillos, m. 74), Caneda, Ramiro, Paredes; Rayco, Arnedo (Cifu, m. 83), Carles Salvador, Muneta; Pablo Espina (Ñoño, m. 52) y Marcos André.

Bilbao Athletic: Oleaga; Sillero, Gil, Unai Bilbao, Unai López; Larrazabal (Iñigo Vicente, m. 58), Tarsi, Nolaskoain, Muñoz (Oli, m. 67); Benito (Dopi, m. 63) y Guruzeta.

Goles: 1-0, m. 21, Rayco. 2-0, m. 38, Rayco. 3-0, m. 52, Rayco. 3-1, m. 62, Dopi.

Árbitro: Yuste Querol, del colegio valenciano. Amonestó a los locales Ramiro, Arnedo y Marcos André; y al visitante Dopi.

Incidencias: 2.632 personas en Las Gaunas. Tarde fría. Césped en buen estado pese a la mucha agua y viene caída tras el temporal vivido desde la tarde del pasado viernes.

1 Response

  1. alfredo dice:

    aupa UNION DEPORTIVA LOGROÑES que si que se puede,adelante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *