El gafe eres tú

UD Logroñés, 0 – Lealtad, 1

 

La UD Logroñés tropieza con la misma piedra de aquel famoso 1 de octubre en Les Caleyes y vuelve a estar fuera del playoff

Diez ocasiones, un penalti no pitado, un gol mal anulado a los riojanos, y el típico cabezazo de Montero para estropear una buena fiesta

@smorenolaya

La buena gente a veces duda. Son responsables, buenas personas, trabajadores… Cariñosos en su matrimonio, padres y madres ejemplares, amigos fieles… Cumplen con sus obligaciones, pagan las facturas, y son de esos que además no lo hacen en B… En fin, personas como dios manda, que se visten por los pies y van por la calle con la cabeza bien alta. Pero a veces dudan de su honestidad, porque un sentimiento maligno aflora en el minuto 75. Miran a la izquierda, a la derecha, adelante y a su espalda. Miran con recelo, con miedo; miran quizás a su amigo, a su padre, a su esposo. Y dudan, porque acusa en silencio, por lo ‘bajini’. Es que alguien tiene que ser el responsable de ese remate de cabeza de Montero a la cepa del palo de Miguel. Y de todo lo demás, obvio.

Ese, aquel, Óscar, Eloy, Rubén… o quizás José Luis que hacía mucho tiempo que no se pasaba por Las Gaunas y por lo que le habían contado merecía la pena. Tres victorias seguidas, una racha sin perder de nueve partidos, un día para además ser solidario. No era un domingo cualquiera. Era una jornada para ganar a un rival ganable y seguir mirando hacia la conquista del infinito. José Luis, Rubén, Óscar, Miguel, Eloy, aquel o el de más allá. Todos mirándose de reojo a pesar de defender los mismos colores. Con ganas de señalar a alguien: “El gafe eres tú”. El remate de Montero entró tras el saque de falta lateral puesto por Alex Blanco, y Las Gaunas comenzó a buscar al responsable de semejante contratiempo que no parecía tener vuelta atrás… una vuelta después. Porque como ya pasara hace 19 partidos, en aquel famoso 1 de octubre para este país, la UD Logroñés ha tropezado esta tarde con la misma piedra de su desacierto ofensivo para volver a perder contra un rival inferior que aprovechó la única que tuvo para sumar tres puntos que no mejoran su situación y sí dejan a los riojanos con cara de tontos, buscando al gafe que cada uno llevamos en nuestro interior.

Hasta un total de diez ocasiones dispuso el equipo de Sergio Rodríguez para haber marcado a Tejero. Diez. Pudieron ser más, como en Urritxe, que fueron catorce. Pero diez, en Segunda B, no son pocas. Diez desde todos los rincones. Desde la frontal: Rubén Martínez buscando la escuadra, o Carles Salvador haciendo lo propio, o Arnedo intentando romper la igualdad también desde larga distancia. O para empujar: Ñoño, Espina, Rayco… Van seis. O un penalti sobre Rubén Martínez que no señaló el colegio vasco en el minuto 37 de la primera parte. O el gol anulado a Ñoño por un fuera de juego inexistente en el minuto 60. Van 8. Y las dos últimas chocando: con Salva Chamorro de caza dentro del área, para establecer la igualada. La décima fue la más clara, la que se topó con el poste tras un buen remate de cabeza… con el lado exterior del poste, claro.

Diez ocasiones para haber establecido en el marcador un resultado acorde al objetivo de los riojanos de seguir apretando a los de arriba. Diez claras para seguir llenando de puntos el zurrón de la liga. Diez claras para ganar por si luego vienen mal dadas en una recta final de campeonato realmente dura. Pero volvió a no ser suficiente, como ya pasara aquel 1 de octubre. Mucho tiempo después, Cataluña sigue parada, el Lealtad vuelve a ganar a los riojanos sin merecimiento, y la UD Logroñés se topa con la realidad de su desacierto y los errores arbitrales, olvidados durante esta racha de tres victorias seguidas que le había dejado a las puertas de adherirse definitivamente a los mejores.

Diez ocasiones para haber sumado la décima jornada sin perder. Y no fue así. La fiesta quedó truncada por un único buen remate a la portería de Miguel. Doce son las jornadas que quedan por delante. No hay nada decidido ni nada escrito, salvo una lección bien sabida por todos los que habitualmente visitan Las Gaunas domingo tras domingo: que nadie gana fácil, y menos este equipo empeñado en hacer las cosas bien antes de merecer un gol. Y esto no hay gafe que logre cambiarlo.

 

Ficha:

UD Logroñés: Miguel; Santos (Salva Chamorro, m. 77), Caneda, Ramiro (Zubiri, m. 45), Paredes; Rubén Martínez, Arnedo, Muneta (Salvador, m. 61), Ñoño; Rayco y Espina.

Lealtad: Tejero; Keko Roza, Alex Blanco, Omar, Galiano; Mendi, Rodri; Jorge (Edu Payá, m. 87), Alex Cruz, Robert (Porto, m. 76); e Iván Garrido (Montero, m. 61).

Gol: 0-1, m. 75, Montero.

Árbitro: Velasco Arbaiza, del colegio vasco. Amonestó a los locales Santo, Rubén Martínez y Carles Salvador; y a los visitantes Galiano, Jorge y Alex Cruz.

Incidencias: partido jugado en Las Gaunas. Gran ambiente en el estadio en una jornada solidaria de recogida de alimentos para el Banco de Alimentos. Césped en buen estado, salvo el área del gol sur de Las Gaunas. Más de 4.000 personas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *