El éxito del rey Sergio

 

UD Logroñés, 1 – Real Unión, 0

El equipo festeja la victoria al final del partido. / Juan Marín

La UD Logroñés suma por primera vez en su historia seis victorias consecutivas después de superar al Real Unión con un gol que llegó cuando los riojanos se quedaron con un hombre menos

Sergio Rodríguez continúa valorando si dirigirá o no el próximo proyecto blanquirrojo. Club y técnico no deberían dar opción ni tan siquiera a la duda.

@smorenolaya.

 

Raúl Llona se encontró de frente con un problema importante. Su ascendencia sobre la propiedad era casi nula. Pedía un jugador, por ejemplo a Titi, y éste no venía porque no había, le decían, suficiente presupuesto. Se hizo, por tanto, un equipo de perfil bajo porque el grado de confianza no era el suficiente como para que Raúl Llona liderara con garantías el proyecto del equipo representativo de la ciudad. Llegó Carlos Pouso, con experiencia, con currículum, con grandes éxitos anteriores… y la caja de Félix Revuelta volvió a ser expansiva, y los éxitos (dos playoffs de ascenso consecutivos) llegaron de forma inmediata, también con mucho trabajo diario. En esto del fútbol se puede fallar por muy diversos motivos tal y como ha quedado claro durante este campeonato. Pero seguro que no se logran si la apuesta desde la propiedad no es plena y absoluta, tal y como lo refleja la corta pero intensa historia de este club.

La sexta victoria consecutiva del equipo en los seis partidos en los que Sergio Rodríguez ha dirigido a estos jugadores perdidos en el lodazal con Pouso, primero, y sobre todo con Berges, después, manifiesta que el futuro pasa por Sergio Rodríguez, que esta misma semana dejaba su continuidad al frente del equipo tan abierta como cerrada. Hay tantas posibilidades de que siga como de que no lo haga. Sergio Rodríguez, además de profesor y ex jugador y hombre de la casa desde hace cuatro años, resulta que es un fantástico entrenador de fútbol, capaz de dotar a sus jugadores de todas las herramientas necesarias para ganar un partido tras otro hasta llegar a la media docena. Seis victorias seguidas, unas cifras que nunca antes nadie había logrado en la UD Logroñés. Y mientras Sergio Rodríguez se piensa su continuidad, el aficionado sufre ante el temor de que no sea Sergio Rodríguez el encargado de tomar las decisiones importantes relativas a la primera plantilla de cara a la temporada que viene. Solo Sergio Rodríguez sabe los verdaderos motivos por los que aún no ha dado una respuesta afirmativa al club. Y es lógico un periodo de reflexión tras el ‘marrón’ que adquirió Sergio hace seis semanas. Pero hay decisiones que pueden marcar el futuro exitoso de un club. Y si Félix Revuelta y Carlos Pouso deben peregrinar hasta Valvanera para que Sergio renueve, ya están tardando en ponerse las zapatillas y apretar el paso río Najerilla arriba.

 

Paredes, de nuevo excelso, protege la pelota. / Juan Marín.

 

La historia no recordará probablemente estas seis victorias seguidas… si es que Sergio continúa el curso que viene. De lo contrario, esta racha será el clavo ardiendo al que se aferre cualquier aficionado cuando las cosas no vayan bien con otro técnico sentado en el banquillo. Esta historia tan espectacular de triunfo tras triunfo no se cerrará con el equipo en cuarta posición, después de la victoria del Leioa en Baracaldo. Pero sí está sirviendo para mostrar un camino de baldosas amarillas al club y al propio Sergio Rodríguez, que debe asumir con naturalidad que su día ha llegado, que es éste el momento y el lugar para reconocer que un buen entrenador de fútbol debe estar dirigiendo a un equipo con ánimo de ascender a Segunda de una maldita vez. Porque la historia, como suele demostrar, surge desde pequeñas decisiones personales que cambian la vida a muchas personas. Y si el club debe adaptarse a Sergio Rodríguez, a buen seguro sean riesgos que la UD Logroñés debe asumir también con la misma naturalidad. Las derrotas llegarán, pero mejor saber cómo acabará esta historia con Sergio al frente del relato.

Porque no es normal en la historia de lamento constante de los blanquirrojos que el equipo gane seis partidos seguidos. No es normal. Tampoco lo es que pase de peligrar su continuidad en Segunda B a que aún tenga opciones, remotas, de ser cuarto. No es habitual que los riojanos sean el equipo de moda. No es normal que el equipo se quede con diez y logre marcar el tanto de la victoria ante todo un Real Unión con un hombre menos. No es propio de esta entidad superar las adversidades con tanta normalidad. No es de su propia naturaleza que el tipo más liviano de la plantilla se marché en pugna constante con hasta tres monstruosos defensas vascos en una contra propia y única de Sergio Reguilón, que de área a área aguantó todos los choques hasta disparar a puerta, cuyo rechazo marcó Coulibaly para sumar tres puntos más. No es normal llevar cinco partidos seguidos con la portería a cero. No es normal este furor victorioso sabiendo que la cuarta plaza es prácticamente inalcanzable.

Como esta racha parece no tener explicación alguna, quizás sea el momento de recurrir a la más sencilla: Sergio Rodríguez es un gran entrenador, y por eso todos estamos obligados a que lo siga siendo.

 

FICHA:

UD Logroñés: Miguel; Rico, Caneda, Amelibia, Paredes; Remón, Salvador, Muneta (Javi Rey, m. 74); Coulibaly, Marcos Andrés (Reguilón, m. 63) y Espina (Adrián León, m. 90).

Real Unión: Otaño; Gorosabel, Esnaola, Senar, Estrada; Mikel Alonso (Arriaga, m. 60), Rodellar (Mujika, m. 73); Ozkoidi (Thaylor, m. 65), Martins, Domínguez; Galán.

Goles: 1-0, m. 73, Coulibaly.

Árbitro: Herrero Arenas, del colegio aragonés. Amonestó a los riojanos Caneda y César Remón; y a los visitantes Mikel Alonso y Domínguez. Expulsó por roja directa a Carles Salvador en el minuto 68.

Incidencias: Encuentro jugado en Las Gaunas. 3.104 espectadores en Las Gaunas. Tarde fría y ventosa. Césped en buen estado. Sexta victoria consecutiva del equipo.

3 Responses

  1. Nacho dice:

    Hoy ha sido un partido intenso y ha habido comunión entre la grada y los jugadores. Hacía tiempo que no se veía en Las Gaunas. Enhorabuena al entrenador. Ahora bien, lo que tampoco es normal es que prácticamente los mismos jugadores que llevan esta misma fenomenal racha con los otros entrenadores nos llevaban al descenso. Si hubieran puesto más de su parte anteriormente estaríamos ya pensando con quien nos tocaba jugar la promoción. Sin perjuicio de ello también consideró que Sergio se ha ganado que apuesten por el como entrenador para conseguir el ascenso, no hay duda.

  2. Rubén dice:

    lo que no es normal en un equipo que quiere ascender es q cada temporada el equipo se descomponga, así sólo en la recta final el equipo se afina… Y a la temporada siguiente de nuevo a comenzar casi de cero. A veces me pregunto si se quiere llegar a segunda A o no.
    Enhorabuena a Sergio!!!

  3. Augusto dice:

    El fracaso de éste año tiene un nombre,Carlos Pouso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *