Regresan (tarde) las guitarras eléctricas

 

UD Logroñés, 4 – Real Madrid Castilla, 0

 

La UD Logroñés destroza al Castilla en una primera media hora para el recuerdo con tres tantos de muy diversa índole

Los riojanos se van de vacaciones con la permanencia solventada y con la sensación de que así todo hubiera sido posible

La plantilla celebra uno de los goles. / Díaz Uriel

@smorenolaya. Logroño

 

Con Titi, Pere Milla, Jacobo, Borja, Paredes, Jordan, Adrián… decíamos aquel feliz 23 de agosto de 2015 esto: “Nerviosa, corrosiva, tensa… como la mejor guitarra eléctrica. De abajo arriba por el trastes de seis cuerdas en levedad que vibran por el impulso de una pelota hasta alcanzar un sonido dulce, melódico… agresivo, ácido, salvaje, rotundo. Es la UD Logroñés peinada a lo Jimi Hendrix, que se sube al escenario del nuevo curso futbolístico para ofrecer un festival veraniego de esos que atraen tanto a hipsters como a heavys, pasando por los sonidos más eléctricos o los temas más operísticos. Todos tienen cabida porque cuando una guitarra suena bien afinada, la música, como el fútbol, está por encima de gustos, tribus, ascendentes o colores. Tome su consumición y contemple, al menos por un día, un ejercicio deportivo-musical perfecto, tan perfecto que preocupa, por ese temor tan humano a añorar lo que una tarde de agosto (o una mañana de abril) vimos y quizás no volvamos a encontrar. Porque todos recordamos ese amor de festival –o de pueblo en su perfección- consumido en tres intensos días (…).

Relato de un partido pasado que se ha hecho presente esta mañana. Porque las guitarras eléctricas regresaron de nuevo a Las Gaunas… Eso sí, sin tiempo suficiente para que el concierto se complete entre los cuatro primeros. Pues ante extrañas herencias, este equipo logra salvar la categoría, y lo hace tras un guitarreo extraordinario ante un Castilla aplastado por los decibelios riojanos, que en 25 minutos lograron tres tantos: uno a la contra, otro a balón parado, y el tercero en colectivo. Traver, Amelibia y Muneta pusieron los acordes a un concierto extraordinario, que reavivó en los asistentes esa sensación de felicidad plena que solo las victorias activan en el recuerdo y ejercen reacciones epidérmicas en los socios. Sonrisas, ganas de hablar de lo visto, piel de gallina, y un ‘pero’ mayúsculo relativo al tiempo. Madilto tiempo: “Necesitaríamos un mes más de competición para…”. Y se detiene la frase. Da hasta miedo completarla tras los vivido este curo, por aquello de parecer un ingenuo. El tiempo y dos destituciones es lo que tienen: “Para… ser cuartos”. Con 47 puntos se logra la salvación, y con 12 por disputar, la fase de ascenso es una pared infranqueable hasta para los zambombazos futbolísticos que está lanzando el equipo de Sergio Rodríguez, que se ha ganado el derecho a seguir ganando hasta el final para ver qué sucede luego.

Pero que nos quiten el guitarreo bailado este último mes de competición. Cuatro al Navalcarnero, cuatro al Castilla, cuatro victorias consecutivas. Un solo gol en contra y 11 a favor. Baile tras baile para reconocer que quizás este equipo tenía más de lo expresado hasta la llegada de un impulso juvenil extraordinario. Ahora es sencillo observar que todo era cuestión de hallar el líder adecuado, ése al que entregar la púa para activar una guitarra deliciosa que destroza a rivales directos por la salvación, pero que también se muestra incontestable ante los jugadores con más calidad del campeonato, unos madridistas que tararean en su viaje de regreso a la capital el sonido producido por esa salvaje guitarra riojana.

 

Salvador celebra con rabia. / Díaz Uriel

 

Tararean con relajada sensación la contra en el tercer minuto de partido de los riojanos. Despeja Amelibia un córner, la retrasa Coulibaly y la lanza en diagonal Muneta para un Traver que controla en su propio campo, sale disparado, le hace el lío a Lienhart y regatea con suficiencia a un Carlos Abad superado por esta guitarra corrosiva. Con tachuelas metálicas, cara de pocos amigos y en absoluta soledad remató el segundo Amelibia a la red ante la contemplación defensiva de un equipo rival menor en su propio campo, que sigue tarareando en su autobús. Y el tercero, para el minuto 23, Coulibaly haciendo el lío por la izquierda y Muneta para centrar un gol a la red demostrando que el asunto del gol, además de un 9, era cuestión de planteamientos y trabajo diario a lo largo de la semana. Guitarreo inspirador para propios y extraños.

Ha sido el resurgir de unas cuerdas en tensión por los costados, resueltas en sus acordes finales, y majestuosas por el vibrar de César Remón y un Carles Salvador que dio el último a Marcos André en el descuento para que las cábalas numéricas sigan cuadrando hacia la ensoñación del cuarto puesto: cuatro de cuatro, otros cuatro al Castilla, segunda goleada por cuatro goles, y cuatro partidos para el final con el riff de esta guitarra eléctrica que ya suena melancólica por la pérdida de una temporada que comenzó cansada, siguió en soledad, y se cierra por todo lo alto pero sin tiempo suficiente para demostrar que todo es posible cuando se toman las decisiones adecuadas. Todo es posible salvo jugar con el tiempo.

 

FICHA:

UD Logroñés: Miguel; Rico, Caneda, Amelibia, Paredes; Traver (Javi Rey, m. 73), César Remón (Adrián León, m. 64), Salvador, Muneta (Marcos André, m. 85), Coulibaly; y Espina.

Real Madrid Castilla: Carlos Abad; Archraf, Lienhart, Hermoso, Quezada; Tena (Seoane, m. 70), Valverde; Sergio Díaz (Vergos, m. 57), Febas, Enzo Zidane (Tejero, m. 76); y Campuzano.

Goles: 1-0, m. 3, Traver. 2-0, m. 16, Amelibia. 3-0, m. 23, Muneta. 4-0, m. 90, Marcos André.

Árbitro: Díez Cano, del colegio castellano leonés. Amonestó a Muneta y Javi Rey; y a los visitantes Hermoso y Tena.

2 Responses

  1. riojano dice:

    ¿pero no hablamos del play-off, quedan ?12 puntos por jugar. ! ! en futbol todo es posible !! >AUPA LA UD LOGOÑES . !!!!!!! A POR TODO !!!!!

  2. NS dice:

    Guau, crees que escribes bien, eh, cronista original y rompedor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *