Sergio Reguilón reinterpreta ‘su’ contragolpe

Parte del equipo celebra la victoria final ayer en Las Gaunas. / Juan Marín

La UD Logroñés superó este domingo a un equipo que buscaba la cuarta plaza, todo un Real Unión que quiso ser protagonista en Las Gaunas. Enfrente se situó la versión menos brillantes y más estajanovista del conjunto entrenado por Sergio Rodríguez. Gran trabajo defensivo y tras la expulsión de Carles Salvador aprovechar una gran acción de Sergio Reguilón para sumar tres puntos más. El domingo, el aspecto defensivo estuvo por encima del ofensivo, también las individualidades, salvo esa gran acción del joven jugador del Real Madrid. 


PORTERO


Miguel Martínez de Corta. 


Correcto en todas las intervenciones que tuvo que realizar, que fueron alguna más de las que habitualmente ha tenido que atajar en las últimas seis jornadas. De gran mérito las dos paradas posteriores al tanto local. El Real Union amenazó para empatar y ahí estuvo Miguel para ayudar en la suma de tres nuevos puntos.


DEFENSAS

Rico. Lateral derecho.

Está en un gran momento. En Julio Rico se puede reflejar todo lo sucedido en este campeonato. Mal en el arranque, desaparecido con Rafa Berges, recuperado por Sergio, brillante en este mes y medio final.

Caneda. Central derecho.

Otro trabajo fino y elegante por parte del jugador vitoriano. Mantuvo lejos del área a Jorge Galán, al que se le anticipó de forma magistral en un par de acciones determinantes. Les generó más problemas las llegadas de un ofensivo Mikel Alonso. Pero finalmente la dupla de centrales volvió a mantener la portería a cero. Una vez más, y ya van cinco seguidas.

Amelibia. Central izquierdo.

Espectacular en el juego aéreo. El futbolista vasco ha crecido a lo largo de la temporada. El peor en el primer partido de liga contra el Leioa, ahora suma una tras otra grandes intervenciones individuales. Defiende con la contundencia, superioridad y regularidad que exige esta categoría, y además marca a balón parado. Ayer no acertó, pero sigue siendo igual de importante. El mejor, sin duda, de los del Eibar.

Paredes. Lateral izquierdo.

Extraordinario. Está un paso por encima del resto en todos los partidos. El aspecto físico y motivacional por fin le acompañan, y está enorme en todos los aspectos del juego. No falla, acierta siempre. Es fundamental.


CENTROCAMPISTAS


Carles Salvador. 
Pivote organizador.

En un partido más cerrado como el que plantearon Real Unión y Logroñés, Carles Salvador no brilla tanto como con espacios. Trabajó más en defensa que en labores ofensivas. Pero se equivocó totalmente son su entrada brusca a Thaylor, compañero suyo hasta enero. Entrada por detrás, en campo del Real Unión, con Thaylor corriendo hacia el lateral. No hay justificación. Se equivocó. Es como si se hubiera cobrado alguna cuenta pendiente. Pero conociendo el carácter de Carles Salvador, cuesta trabajo creérselo.

César Remón. Pivote defensivo.

Enorme despliegue el suyo en el centro del campo. Es a día de hoy otra de las referencias de este equipo. Apaga muchos fuegos en el centro del campo, y luego tiene gran capacidad para la creación. Un partido perfecto deslucido por la posterior entrada sobre de nuevo Thaylor. Le pasó otra factura al ex de la UD Logroñés, con el que no llegó a coincidir en el vestuario. Entrada que tampoco estaba justificada y que se saldó con cartulina amarilla.

MunetaVolante.

Con menos espacios, el juego de Muneta pasó a ser menos determinante. No encontró el ritmo adecuado de juego para ofrecer esta solución previa al tanto local. Aun así trabajó en beneficio del resto del equipo.

Coulibaly. Extremo izquierdo.

Ofrece unos de esos recursos imprescindibles para cualquier equipo en Segunda B. Que el rival está dominando, que está apretando, que está generando peligro… Pelota rápida a Coulibaly, que se marcha como quiere por velocidad y permite generar contras peligrosas que generan dudas en un rival que acaba dando un paso atrás por el efecto Coulibaly. Ayer por fin marcó, justo premio a su gran trabajo desde que llegó a Logroño.


DELANTERO

Pablo EspinaDelantero.

De los jugadores más ofensivos, a buen seguro fue el menos inspirado, y aun así dispuso de un remate franco para haber marcado el primero. Es un gran oportunista y debe estar sobre el terreno de juego. Ayuda a sujetar la pelota para generar buenas transiciones, aunque a veces peca de parar en exceso el juego. Su calidad es incuestionable.

Marcos AndréDelantero.

Unos 80.000 años sumaría los centrales irundarras, miles de kilos más. Era un pelea en principio en inferioridad. Y es cierto que no la ganó, pero tampoco la perdió. Trabajó, como siempre, con esfuerzo y sacrificio, y dejó detalles de buen jugador de fútbol, aún así está aún paso por debajo del resto.



DESDE EL BANQUILLO


Sergio Reguilón.


Salió para demostrar que será en un futuro no muy lejano un buen jugador de fútbol en alguna categoría superior. Y ojalá lo consigue porque lo pone todo sobre el césped, no se deja nada, aun saliendo desde el banquillo. El gol, aunque lo empujó Coulibaly, es suyo: qué carrera, qué fuerza para aguantar varios empujones, qué velocidad para irse de todos, qué resistencia para llegar de área a área y poder disparar, qué calidad para lograr un disparo raso cruzado que posibilitó una mala parada de Otaño y el remate posterior de Coulibaly. Qué gran jugada individual de Sergio Reguilón, que se divierte jugando a este juego.


Javi Rey
.

Salió para sostener la ventaja lograda en el marcador. Ayudó al equipo y él sigue sumando minutos.


Adrián León

Le toca en estos momentos tener un papel secundario dentro de los equipos titulares. Y la sensación que da es que lo está asumiendo con total profesionalidad, naturalidad y ayudando al equipo a ser mejor. Su implicación es máxima. No hay duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *